Santos de corazón
Como es costumbre, la San Martín volvió a brindar un lindo espectáculo deportivo. Esta vez acompañando de una victoria al superar a Alianza Lima por 2 a 1 en el Alejandro Villanueva.


Los santos han demostrado una vez más que no se amilanan ante los equipos tradicionales, menos en su campo, y su gente. Esta vez, desplegaron todo su poderío ante los íntimos, coronando su victoria sobre el final con el gol agónico de Ramiro Caseres que silenció el recinto de la Victoria.

La San Martín encontró la ventaja al minuto a través de Cristian Ortiz, quien aprovechó el error del portero Butron. La presión del argentino lo llevó a interceptar el despeje del guardameta íntimo, introduciendo el balón en el arco aliancista. Y así encontró rápidamente la ventaja el cuadro de Santa Anita. 

Los íntimos intentaron responder, sin embargo, los albos tomaron protagonismo y empezaron a manejar el balón en el medio campo, generando peligro en campo rival a través de Palacios, Sánchez y Ortiz.

No obstante, el conjunto de La Victoria, sin hacer mucho, encontró el empate tras una jugada fortuita. Pando se encontró con el balón en el área, y lo cedió para Erinson Ramírez, quien definió ante la salida de Farro, decretando el empate (1-1).

En al segunda mitad ambos equipos salieron a proponer. Ninguno se guardó nada. San Martín atacaba apelando a su estilo de juego, mientras que Alianza respondía ante la presión de su gente. 

A falta de veinte minutos para el final, el profesor José del Solar mandó al campo a Ramiro Caseres por Palacios. El momento clave del partido fue a los 35 del ST. El delantero argentino recibió el balón sobre la banda izquierda, encaró a los defensores rivales, logrando perfilarse para su derecha, y decretó el segundo con un remate cruzado, desatando la algarabía en el banco santo, y el silencio de los hinchas en el Alejandro Villanueva. Siendo el resultado final: 1-2.

 


Jefatura de Prensa Club Deportivo USMP
07 de Noviembre del 2016

Volver